Saltar al contenido

Aumentar el tamaño de los testículos; cómo hacerlo de forma natural

El sexo y la sexualidad, son una parte importantísima de la forma de vida del ser humano. En el caso de los hombres, quizás se haya esparcido el rumor de que piensan en sexo mucho más que las mujeres. Permítanme decirles que eso es bastante cierto. Además de eso, a los hombres también les enorgullece pensar en sus miembros viriles como algo de lo qué sentirse orgullosos; no es poco común que un hombre se sienta muy orgulloso de su pene y hasta le llegue a poner nombre, pues es precisamente el miembro viril y todo lo referente a él algo que puede influir mucho en la estima propia del hombre.

Es por ello que si en el miembro hay algo que no le guste, el hombre se sentirá decaído por esto y buscará la forma de arreglarlo. Agrandar los testículos podría ser algo que a muchos hombres les interesaría, pues existen casos en que estos son pequeños, o que al crecer el hombre y desarrollarse más el miembro, los testículos, en contraste, no llegan a crecer. En caso de que esto suceda existen medios naturales para conseguir el efecto de agrandamiento que se espera. En este post conoceremos más sobre el funcionamiento de los testículos, y los ejercicios naturales para agrandarlos.

Hablemos primero de los testículos

Los testículos son también conocidos como las gónadas masculinas, y son dos elementos de gran importancia en el hombre, puesto que ellos son los aparatos productores de los espermatozoides y de las hormonas sexuales, y de la testosterona en sí misma.

Son órganos glandulares, y una parte muy importante del aparato reproductor masculino. Son dos, y se hallan en la región perineal, que se encuentra tras la base del pene, en el interior de la bolsa escrotal. Se hallan cubiertas por un conjunto de capas protectoras en forma de bolsa, que lleva por nombre escroto, y que ayuda a que los testículos se mantengan a 1.3 grados Celsius por debajo de la temperatura corporal.

El tamaño de los testículos en los adultos puede alcanzar entre los 4 y 6 centímetros de longitud, y entre los 2 y 4 cm de ancho. Este tamaño se conserva constante durante casi toda la vida del individuo, excepto durante la vejez, en la que se puede percibir una ligera atrofia, o un ligero aumento de tamaño, principalmente causado por el consumo de esteroides.

La vascularización de los testículos viene dada por las arterias, las venas y los vasos linfáticos; los testículos están irrigados por las arterias espermáticas, la arteria deferencial y la arteria funicular; en cuanto a las venas, del proceso de drenaje sanguíneo se encuentran encargadas las venas espermáticas.

Agrandar los testículos de manera natural

Existen diversas razones y condiciones que causan que los testículos no consigan un tamaño adecuado, y se encojan o no lleguen a crecer como uno lo desea. Lo que se puede decir de esto, antes de iniciar con el resto del artículo, es que NO es posible, en principio, agrandar tus testículos si ya tienes unos de un tamaño normal. No digo que no pueda ocurrir en ningún caso, pero en la mayoría sería un cambio imperceptible, pues los testículos serán del tamaño óptimo para el saco que los contenga, a menos que haya alguna condición que no permita que esto suceda, que es el momento en que estos métodos pueden ser utilizados.

En caso de sufrir de testículos pequeños, lo mejor es hacerse un análisis de testosterona antes de comenzar con cualquier ejercicio. Si en caso de que al realizar los análisis los valores estén correctos, lo mejor sería acudir a un endocrinólogo que pueda decirte qué es lo que ocurre entonces, pues podría ser más grave de lo que crees.

Otra de las causas que pueden afectar el tamaño de los testículos es la varicocele testicular, que es una condición médica que afecta a uno de cada cinco hombres. Normalmente se causa por algún tipo de lesión o estar sentado demasiado tiempo; esto produce una disfunción vascular, que también causa niveles bajos de testosterona.

Una persona que sufre de varicocele testicular puede sufrir los siguientes síntomas: vena brotada en escroto, pesadez en la zona del escroto, dolor o encogimiento de los testículos.

En caso de estas condiciones, existen varias formas naturales en que se puede aumentar el tamaño de los testículos. Aquí algunas de estas:

  • El anillo de Dios: Este anillo es una manera natural y segura de agrandar los testículos en caso de que se encuentren encogidos por falta de testosterona o la varicocele antes mencionado. Es una adaptación del anillo de blakoe, que permite agrandar los testículos y mejorar la calidad de las erecciones.

    Su funcionamiento se da en su fabricación, pues está hecho de una amalgama de cobre y zinc que cuando se juntan causan un voltaje que incrementa la producción de gónadas, aumentando el tamaño de los testículos.

  • La ingesta de yogurt: En un estudio realizado en el MIT, que buscaba determinar que la ingesta de yogurt tenía efectos curativos en el cáncer y en la mejora de la obesidad, descubrieron que la ingesta de este producto lácteo regularmente podría hacer aumentar el tamaño de los testículos alrededor de un 15%

    Según indicaron Erdman y Alm (los encargados de dicho estudio), esto se debe a que los microbios probióticos tienen la particularidad de aumentar la capacidad de fecundidad de los mamíferos machos, lo cual tiene una implicación directa sobre la dimensión de las glándulas.

  • Ingesta de multivitamínicos: Consumir regularmente multivitamínicos puede tener un impacto positivo en esta área, pues es posible que se tenga un déficit vitamínico o una deficiencia alimenticia que provoca el problema. El consumo regular de aminoácidos también puede ayudar.
  • Estimular manualmente: Otro ejercicio bastante simple es el de la estimulación manual; consiste en estirar hacia abajo la piel del escroto durante unos tres minutos, y repetir el proceso unas 2 veces por día por un aproximado de entre dos semanas y un mes para comenzar a ver resultados. Mientras más tiempo lo hagas mejor funcionará. Esto funciona porque se abre un mayor espacio entre las glándulas y la piel del escroto. Si tienes erecciones durante el proceso es totalmente normal, y no hay de qué preocuparse.
  • El Ginseng: Esta planta ayuda a agrandar los testículos, principalmente gracias a la estimulación de una hormona que promueve la producción continua de esperma; este método no funciona sólo para aumentar el tamaño de los testículos, sino que al mismo tiempo incrementa el deseo sexual y mejora el desempeño. Si se consume durante varios días, se empezarán a notar mejorías poco a poco. Pero únicamente consumiéndolo no se notarán mayores incrementos. Siempre es necesario apoyarse en algún otro método.
  • Formula activa: Cabe destacar que ciertos estudios muy importantes han arrojado que el polen tiene en su composición un ingrediente activo que promueve el crecimiento testicular. No con esto quiero insinuar que se debe comer polen. No obstante, existen suplementos que poseen el agente activo del polen, y que pueden servir para aumentar la cantidad de testosterona, causando que estas crezcan. Estos suplementos pueden ser Damiana, Ogiplex y Tongkat.

Notas y consejos importantes

Cabe destacar que estos métodos son poco útiles si tienes testículos de un tamaño natural, pues de esta forma no estarías ganando nada, pues como se ha mencionado con anterioridad, el escroto y los testículos se encuentran en una relación que permite que el tamaño del mismo sea exacto al de la abertura de la capa escrotal.

También, es importante decir que existen hormonas que pueden tener un efecto que altere el tamaño de las gónadas, pero generalmente el efecto es exactamente el contrario. Y si se toman sin supervisión médica pueden dañar el escroto o causar alteraciones de la fertilidad. Los métodos a utilizar deben ser investigados, y recuerda que es importante llevar a cabo el chequeo de testosterona necesario antes de comenzar a buscar una manera de aumentar el tamaño de los testículos.