Saltar al contenido

Impotencia psicológica: Cual es la causa y la solución psicológica de la disfunción eréctil

Existen múltiples causas que pueden inducir a la impotencia sexual, una de ellas es la impotencia psicológica. Su tratamiento tiene mayor complejidad que otros trastornos sexuales ya que contiene un enfoque ligado a las reacciones psicológicas más no físicas.

Para la mayoría de los hombres la causa de la impotencia psicológica está relacionada a problemas de ansiedad. La buena noticia es que puede ser un problema temporal que no amerita intervenciones médicas.

Curso Erección Total
Características:

  • Es Saludable (Sin pastillas o métodos bruscos)
  • Para todas las edades
  • Vídeos explicativos paso a paso
  • Plan de ejercicios (10 días)
  • Devolución Garantizada
> Leer más sobre Erección Total

¿Cómo se identifica?

Muchos tienen la idea errónea de que la impotencia sólo es curable a gracias a tratamientos médicos y píldoras, sin embargo, son sólo recomendaciones que buscan aumentar ventas de los productos que muchas organizaciones médicas ofrecen.

Incontable es la información contradictoria que hace que genera confusión en los hombres que padecen de impotencia precisamente por la cantidad de personas que afirman que sólo es posible solucionarla con tratamientos médicos. Más es la confusión que se tiene en torno a la impotencia psicológica ya que a pesar de que posee algunos síntomas físicos, en su mayoría afectan directamente a la psique y es ésta la principal causante del problema.

El origen de la impotencia masculina psicológica es netamente mental y por ende, afecta las emociones y el estado de ánimo del que la padece.

Artículos que amplían información

¿Cómo puedo saber si se trata de impotencia física o impotencia psicológica?

Para saber si el problema es de carácter físico puedes hacer un autoexamen respondiendo con honestidad a las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo es el nivel de confianza que posees en ti mismo para lograr una erección duradera?
  • ¿Cuándo fue la última vez que tuviste una erección lo suficientemente fuerte como para lograr la penetración?
  • Luego de haber penetrado a tu pareja ¿Fuiste capaz de mantener la erección por cuánto tiempo?
  • Durante la relación sexual ¿Qué tan difícil fue para ti mantener la erección?
  • En el intento de mantener una relación sexual ¿Por cuánto tiempo fue satisfactoria?

Si la mayoría de las interrogantes posee un respuesta negativa lo ideal es que consultes al especialista ya que padeces de impotencia sexual de carácter físico.

Para identificar que la gravedad del asunto traspasa las barreras de los síntomas físicos y es de origen piscológico puedes tomar nota de las siguientes interrogantes y sus respuestas y acudir al especialista para que te dé una orientación exacta de cómo puedes solucionarla.

  • ¿Logras tener una erección al masturbarte?: Si tu cuerpo es capaz de lograr una erección e incluso son frecuentes al despertar, quiere decir que la dificultad para lograr una erección en el encuentro sexual tiene un carácter psicológico. La solución consiste en hacer que el cuerpo se acostumbre a nuevos hábitos de masturbación que despejen la mente del estrés. Puedes probar con masturbarte en momentos libres de tensión.
  • ¿Cada vez necesitas tener más estímulos para tener una erección?: Muchos necesitan un estímulo cada vez más intenso no importa si son visibles o táctiles. Esto se vuelve muy común en pacientes que son adictos a la pornografía o que no pueden masturbarse sin ella y en los que padecen de masturbación ansiosa. Muchas veces esto lleva a que el pene pierda sensibilidad y la masturbación y relaciones sexuales carezcan de placer. Existe una falsa creencia de que ésta impotencia es física, sin embargo tiene un origen psicológico; la solución es suspender las relaciones sexuales, pornografía, masturbación y todo tipo de estímulos sexuales por un tiempo. Opta también por comenzar a entrenar físicamente y a llevar una dieta baja en azúcares que no influya en los niveles de ansiedad y te ayuden a mantener la mente despejada.

¿Qué provoca la impotencia sexual psicológica?

La impotencia psicológica puede deberse a problemas emocionales mal canalizados como a una situación de duelo no superada, ésta puede ser generada tanto por la pérdida de un ser querido como una ruptura de pareja.

El estrés también juega un rol importante dentro de las causas del problema, una situación laboral o personal colmada de estrés es un detonante fácil de la impotencia psicológica.

Transitar por un periodo difícil, de mudanza o de cambios también puede provocar el desagradable episodio de impotencia de carácter psicológico.

Problemas físicos

Existen algunos medicamentos que poseen efectos secundarios nocivos para la salud, algunos tienden a tener un efecto negativo sobre el estado de ánimo y repercuten en las emociones del paciente. Si por alguna razón sospechas que los causantes de tu problema son algunos tratamientos médicos lo ideal es que consultes al especialista sobre un cambio de receta.

Como bien te lo mencionamos con anterioridad, hay aspectos físicos como el extremo cansancio o una mala alimentación que provocan una impotencia sexual a nivel psicológico.

Problemas emocionales

El motivo más frecuente dentro de los pacientes que sufren de impotencia psicológica es un nivel de estrés muy elevado. Las emociones también tienen un rol importante dentro de este problema ya que un mal control de las mismas puede desencadenar una impotencia física. La buena noticia es que tiene múltiples salidas y la principal solución es acudir al especialista.

Tratamientos contra la impotencia psicológica

Para este tipo de impotencia existen tratamientos que son fáciles de seguir y que están a la disposición de muchos, lo mejor de todo es que no tienen un carácter invasivo que pone en riesgo la salud del paciente y que no poseen efectos secundarios que puedan desencadenar otros padecimientos como la disfunción eréctil. A continuación los mejores tratamientos para la impotencia psicológica:

Relajación

Este es la premisa principal para resolver los episodios de impotencia, como las causas de este problema son en su mayoría de origen emocional, lo ideal es que se comience por trabajar esas emociones que se encuentran en desequilibrio. Trata de hacer una rutina diaria en la que tomes unos minutos para relajarte tanto emocional como mentalmente.

Recuperar la potencia sexual es un proceso sencillo cuando se trata de aplicar técnicas de relajación. Estos ejercicios te ayudan a recuperar la confianza y mejoran directamente tu relación de pareja, como consecuencia tus episodios de ansiedad van a disminuir y lograrás sentirte mejor contigo mismo.

Medicación

Hacer uso de medicamentos para tratar este tipo de impotencia no es lo más recomendable en estos casos, sin embargo, hay un índice menor de impotencia sexual psicológica que es causada por falta de algún nutriente en el organismo o de algún elemento químico en el cerebro.  Lo ideal es que asistas al especialista para que éste determine un régimen de alimentación o un plan médico para tratar el problema.

Terapia conductual para tratar la impotencia

Este método consiste en una evaluación y seguimiento más detallados de la ansiedad que envuelve al paciente, los temores y los malos hábitos también son objeto de trabajo para el terapeuta.

El procedimiento se lleva a cabo de la mano con el especialista y éste elabora un plan de ejecución para el paciente según el estilo de vida que lleve y los hábitos que se deben cambiar. En síntesis, es un proceso de suma delicadeza y constancia que amerita la asistencia hasta que el problema haya desaparecido por completo.

Otros trucos para tratar la impotencia masculina psicológica

Algunas terapias milenarias se toman como estrategias alternativas para disminuir hasta desvanecer la impotencia psicológica. Trabajar la energía sexual también tiene su importancia dentro de algunas culturas e incluso puede resultar ser la primera solución al problema. El Tao y el Tantra se aplican para liberar, mover y aumentar el flujo de energía sexual en el paciente.

Por último pero no menos importante nos encontramos con un estilo de vida mucho más limpio y sano, cuando se hace ejercicio, se cuida de la alimentación y se procura llevar hábitos equilibrados dentro de las prácticas sexuales, el riesgo a sufrir de impotencia psicológica disminuye.

Sin duda alguna la impotencia psicológica puede afectar de manera negativa la autoestima de muchos hombres, la buena noticia es que siempre se puede contar con portales como Sdesalud para encontrar ayuda dentro de la comunidad de lectores que nos visita.

Curso Erección Total
Características:

  • Es Saludable (Sin pastillas o métodos bruscos)
  • Para todas las edades
  • Vídeos explicativos paso a paso
  • Plan de ejercicios (10 días)
  • Devolución Garantizada
> Leer más sobre Erección Total