Saltar al contenido

Operación de agrandamiento de pene

octubre 22, 2019

Por allá en el año 2013, el escritor y actor americano Jonah Falcon llegó a ser detenido por el personal de seguridad del aeropuerto de la ciudad de San Francisco. El personal pensó que aquel gigante paquete que el hombre marcaba podía llegar a ser realmente, un arma que pondría en riesgo la seguridad del aeropuerto.

Lo capturaron, lo hicieron pasar por un sistema de control de componentes explosivos y hasta lo hicieron pasar por una especie de escáner con rayos X. Pero, para decepción de todo el personal, solamente se trataba de su miembro viril, el mismo que contaba con treinta y cuatro centímetros en estado erecto.

Aunque tampoco hay que sorprenderse. El miembro de Falcon, considerado uno de los hombres con el miembro de mayores dimensiones del mundo, es un caso aislado, muy aislado realmente. Claro que existen hombres que cuentan con penes de gran tamaño, pero también existen muchos otros los cuales adolecen por contar con todo lo contrario.

Hay hombres que cuentan con micropenes y otros que, sin poseerlo realmente, se mantienen acomplejados porque piensan que su pepino es mucho más pequeño de lo que verdaderamente es, lo que es conocido psicológicamente como el síndrome del vestuario, y que esto les va a impedir satisfacer a las mujeres durante el proceso de coito.

En ocasiones, el inconveniente de autoestima de estos individuos es tan gigantesco que los lleva a tener que dirigirse a consultas y tratamientos psicológicos. La cirugía de alargamiento de pene pareciera haberse vuelto durante los últimos años en algo fantasioso para cualquier hombre que cuente con un complejo de pene corto, o con inconvenientes para practicar el proceso de penetración.

¿En que se basa esta cirugía? ¿Realmente se puede realizar?

«Salvo que estemos hablando de una longitud menor a los nueve centímetros, o los dos de diámetro, no estaríamos hablando sobre un pene pequeño», esto lo explica el sexólogo y psicólogo Raúl Padilla. «Pero es muy usual que hayan ciertos complejos de dimensiones, sobre todo en los hombres más jóvenes con pene creciente, es decir, que es muy corto en periodo de flacidez, pero cuando esta erecto es grande o por lo menos de un tamaño promedio».

Todos los años son realizadas más de dieciséis mil intervenciones quirúrgicas de esta clase en el planeta, según datos proporcionados por la Sociedad Internacional de la Cirugía Plástica y Estética (ISAPS). Alemanes resulta ser una de las principales nacionalidades que aparecen en este tipo de intervenciones. Un negocio redondo para todos los centros clínicos que ofertan esta clase de cirugía. Y, aunque los datos no abundan, está calculado que casi el ochenta y cinco por ciento de los individuos que solicitan un agrandamiento de pene realmente no les hace falta.

Existen dos clases primordiales de intervenciones que ayudarían al aumento de las dimensiones del miembro viril, uno especializado en aumentar el ancho, es decir, el diámetro, y el otro para aumentar el largo o la longitud. Aunque estas intervenciones quirúrgicas puedan ser efectuadas en cualquier hombre, no resultan ofertadas por los sistemas de salud, ya que normalmente se consideran como optimizaciones a la estética corporal.

Además, esta clase de intervenciones usualmente no brinda los resultados que se esperan y pueden provocar inconvenientes o efectos secundarios como cicatrices, infecciones y hasta la deformación del miembro, por citar algunos ejemplos.

De esta manera, la necesidad de realizar una intervención quirúrgica para el aumento del pene siempre tendrá que ser discutida y consultada con un especialista, en este caso un urólogo, para comprender cuales serian los pros y contras en cada uno de los casos.

¿En qué consiste la operación de agrandar el pene?

La cuestión en sí sería: «¿Cómo es posible alargar un pene?« Aunque suene a pura carnicería, la intervención quirúrgica no es muy complicada. Por lo general, los médicos cirujanos van a cortar el ligamento suspensorio que permite la unión de órgano al hueso del pubis, haciendo que este cuelgue hacia abajo entre tres y seis centímetros, otorgando así una sensación de alargamiento extra al falo que, verdaderamente, solamente lo hace ser mucho más visible.

Luego de esto, los médicos pasan a extraer los lípidos o la grasa del estómago del individuo y la inyectan alrededor del pene, aumentando de esta forma el diámetro del mismo en algunos centímetros. Aunque lo más común es que ésta crecida no supere el centímetro y medio de diámetro.

Pero que no existan confusiones: el alargamiento del pene solo modificará la longitud del mismo en reposo, es decir, que durante la erección tendrá el mismo largo que tenía antes de someterse a la cirugía.

Cirugías para aumentar el ancho del pene

La intervención quirúrgica que permite el aumento de la anchura del pene puede realizarse de dos maneras:

Inyección de lípidos o grasa

Se efectúa una lipoaspiración en otra región del cuerpo, usualmente el estómago, los flancos o las piernas, y luego un porcentaje de esta grasa pasa a ser inyectada sobre el pene para rellenarlo y darle un volumen mayor.

Implementación de una red

Es colocada una red artificial de material biodegradable con células debajo de la piel que envolverá el cuerpo de todo el miembro, brindándole así un volumen mayor. Dependiendo de la clase de cirugía y de cada uno de los casos, se pueden percibir aumentos de entre un centímetro y medio y cuatro centímetros de diámetro del miembro.

En cualquiera de los casos hay riesgos presentes siendo que, el proceso de inyección de lípidos podría producir una deformidad del miembro, mientras que la implementación de la red usualmente tiende a presentan el desarrollo de infección si no se cuenta con una rigurosa higiene durante los primeros días, por ejemplo.

Cirugía para aumentar la longitud del pene

Cuando la meta es aumentar las dimensiones del pene, usualmente se aconseja una cirugía que corte el ligamento que permite la unión del hueso púbico con el pene, permitiendo de esta forma que el aparato reproductor descienda y tenga una apariencia mucho más grande.

Aunque esta intervención permite el aumento de las dimensiones de un pene flácido casi unos dos centímetros, es usual que no llegue a percatarse diferencia alguna cuando el miembro de encuentra efecto. Además, debido al corte del ligamento, muchos hombres destacan que durante la erección cuentan con una menor elevación del pene, lo que podría llegar a dificultar el contacto íntimo posterior.

¿Cómo es el proceso de recuperación?

El proceso de recuperación de la cirugía de aumento de pene es rápida de forma relativa, llegando a volver al trabajo hasta luego de una semana de efectuada la intervención.

En la mayoría de los caso se es posible volver al hogar el día después de haber realizado la cirugía, siendo aconsejable mantener un reposo en casa hasta que sean retirados los puntos y cumplir con las instrucciones médicas, las cuales normalmente dictan: ingerir analgésicos prescritos por el especialista, así como dejar que la herida siempre se encuentre seca y limpia.

Las relaciones sexuales deberán ser tomadas de vuelta hasta después de unas seis semanas o cuando el especialista lo indique. Los ejercicios físicos de mayor intensidad como trotar o ir al gimnasio deberán ser pausados durante un tiempo de tres a seis meses a lo máximo.

Otras alternativas para aumentar las dimensiones del pene

Otras opciones disponibles para aumentar las dimensiones del miembro viril serían usar comprimidos o bombas de vacío que aumenta la cantidad de sangre que existirá en el mismo y por ende, puede llegar a causar la sensación de que el pene parezca tener un tamaño mucho mayor.

Además, cuando se cuenta con sobrepeso, el pene podría quedar cubierto por el exceso de grasa, por ello, el especialista podría aconsejar también realizar una cirugía de lipoaspiracion de la zona intima, la cual va a extraer el exceso de grasa y expondrá mejor la apariencia y el tamaño del pene.

¿Beneficios de parte y parte?

Son bastantes los hombres de todo el planeta que ven a estas cirugías como el santo grial que les va a permitir aumentar la confianza y la seguridad de ellos mismos. Esta clase de operaciones podría resultar práctica para quien no se encuentra identificado con sus genitales y esto lo pueda estar llevando a sufrir otra clase de trastorno como inconvenientes sociales, psicológicos o biológicos. Los tres o seis centímetros de alargamiento podrían hacer una diferencia entre salir a la calle con una sonrisa o con una nube sobre sus cabezas.

Mientras tanto, como sería lógico de pensar, los centros clínicos se encuentran aprovechando esta tendencia, aunque muchos consideren que la publicidad empleada es engañosa en muchas ocasiones y solo se limita a nutrir las inseguridades de los hombres con altas expectativas muy poco realistas sobre esta controvertida intervención quirúrgica.

Precio y tiempo de la operación

Cuentan los especialistas que esta intervención quirúrgica, que tienden a contar con un costo aproximado de cuatro mil quinientos euros, tiene una duración de poco más de una hora y es realizada con anestesia local. Pero luego se deben seguir ciertos parámetros en pro de una recuperación mucho más rápida y sin complicaciones.

Lo más recomendable es tomarse una o dos semanas de reposo y mantener el banano vendado durante los primeros dos o tres días posteriores a la operación. Pero hay más, nada de relaciones sexuales, mínimo durante dos meses.

Sensación luego de la operación

Muchos son los que quedan maravillados con su nuevo miembro, pero hay otros que resultan espantados al observar los resultados ya que muchos de estos pacientes quedan insatisfechos y otros hasta solicitan una intervención secundaria.

En otras palabras, no son pocos los hombres que maldicen la otra cara de la moneda o, los efectos secundarios, de este alargamiento. Insoportables dolores, incómodas y visibles cicatrices e inoportunas infecciones… O hasta una disminución del ángulo de erección del miembro.

A menos de que el miembro sea muy pequeño o se encuentra por debajo del promedio, unos diez centímetros, esta intervención va a llegar a afectar la escala de reacción, ya que justamente será el ligamento de suspensión el que se manera al mástil en la escala de inclinación hacia arriba tan común.

Piénsenlo lógicamente: «¿Los ligamentos tienen su motivo de existencia? Claro que sí. «¿Es normal que entonces si se cortan la estabilidad y equilibrio de miembro se vea afectado?» obviamente.

Además, los sexólogos recuerdan que, en el caso de los habitualmente aumentos de grosor con ácidos hialurónicos, no es para nada extraño que puedan producirse disminuciones de la dureza del miembro durante la erección, haciendo que posteriormente se tenga muy poca sensibilidad al realizar el proceso de coito.