Saltar al contenido

Los hombres que no consumen suficiente proteína tienen menor calidad de esperma

septiembre 5, 2018

Un nuevo estudio advierte que los hombres que no obtienen cantidades adecuadas de proteínas tienen más probabilidades de tener esperma pobre y niños que enfrentan problemas de peso, reportó el Daily Mail.

Los investigadores condujeron el estudio en ratones, que eran el equivalente humano de 30 años de edad. Fueron alimentados con la mitad de la cantidad recomendada de proteína.

Los ratones recibieron la mitad de la cantidad de proteína recomendada.

El desequilibrio de proteínas en la dieta provocó que los ratones contuvieran esperma y líquido seminal de menor calidad. Sus hijos también eran más grandes y desarrollaron diabetes tipo 2.

espermatozoide fecundando
Espermatozoide

El hecho de no tener suficientes proteínas afecta la calidad del ADN que se transmite al niño. El equipo de la Universidad de Nottingham aún no ha entendido por qué ocurre esto.

El autor del estudio, el Dr. Adam Watkins, dijo al Daily Mail: “Nuestra investigación con ratones muestra que en el momento de la concepción, la dieta y el bienestar del padre influyen en el crecimiento a largo plazo y en la salud metabólica de su descendencia.

“Nuestro estudio no sólo identifica el impacto que tiene una dieta paterna deficiente en la salud de su descendencia, sino que también comienza a descubrir cómo se establecen estos efectos”.

La mitad de los genes que componen un niño provienen de los espermatozoides, el profesor Kevin Sinclair, que también participó en el estudio, quiere que la gente entienda lo siguiente:

“Durante la concepción natural, los espermatozoides depositados en el tracto reproductivo femenino se bañan en plasma seminal que puede influir en los resultados del embarazo”, dijo el profesor Sinclair al Daily Mail.

Nuestro estudio muestra que la composición del plasma seminal puede ser alterada por la dieta del padre, y que esto también puede influir en el bienestar de la descendencia”.

En conclusión

Los adultos deben asegurarse de que al menos el 20% de las calorías que ingieren provengan de proteínas diariamente.

Es bien sabido que lo que come una madre durante el embarazo puede afectar el desarrollo y la salud de su hijo, pues por lógica también sucede lo mismo con el esperma masculino en relación con la dieta del padre.