Saltar al contenido

Aprende a cómo Solucionar la Disfunción Eréctil

disfunción eréctil

La sexualidad es una de las cosas más importantes que el ser humano puede tener para darle un sentido de totalidad a su vida. Bien es cierto que el sexo no es lo más importante en nuestra vida, ni la única cosa en la que deberíamos poner nuestra atención, aunque hoy en día pareciera que fuera así. Pero de cualquier forma, el poder compartir esa intimidad con alguien y poder sentirse querido por esa persona es una muestra de que estamos vivos, y de que disfrutamos de una salud no sólo física, sino también emocional.

No obstante, existen momentos en los que esa felicidad y alegría que la sexualidad nos transmite, se ven menguadas o estropeadas por factores externos que nos afectan, y algunos incluso internos. La disfunción eréctil puede ser uno de estos factores; pues causa en los hombres que no puedan disfrutar del sexo de la manera adecuada, y para las mujeres no es que sea mucho mejor. Además de esto también puede traer problemas de autoestima y una baja sensación de virilidad, pues en el caso de los hombres es muy importante. Por eso, en este post conoceremos a fondo el tema de la disfunción eréctil: a qué se debe, como se forma y, por supuesto, como tratarla.

Definición de disfunción eréctil

La disfunción eréctil es una condición que puede afectar a 1 de cada 5 hombres; y se refiere a la incapacidad de mantener una erección el tiempo suficiente, o suficientemente firme como para llevar a cabo una relación sexual satisfactoria.

Se habla de disfunción eréctil no cuando es una afección puntual (que ocurre una o dos veces) sino cuando es una incapacidad se repite por un período mínimo de tres meses.

Es importante consultar con el médico una vez descubierta la disfunción y luego de haber tomado el tiempo necesario y estar del todo seguros. Y es que esta afección puede no ser simplemente una incapacidad en el ámbito sexual, sino que puede ser la antesala de enfermedades mayores, de tipo metabólico o cardiovascular.

Cómo se produce la disfunción eréctil

Una vez que el hombre recibe cualquier tipo de estímulo sexual, su cerebro envía información a través de la médula espinal hacia los nervios. Esta información, conocida por el nombre de neurotransmisores, alcanzan la musculatura lisa de las paredes de los espacios sinusoidales en los cuerpos cavernosos del pene y estos, al liberarse, producen la relajación del músculo que se relaja, dejando entrar sangre en el pene. Esta expansión produce a su vez la compresión de las venas, que retienen la sangre en los cuerpos cavernosos, aumentando la longitud y el grosor en lo que se conoce como erección.

Entonces, ya que una erección requiere de una secuencia precisa de eventos que deben seguirse para que esta se dé, la DE (disfunción eréctil) puede presentarse cuando cualquiera de estos eventos se ve interrumpido.

La secuencia completa incluye los impulsos de los nervios en el cerebro, en la columna vertebral y en el área alrededor del pene, así como las respuestas ofrecidas por los músculos, los tejidos fibrosos, las venas y las arterias que se encuentran en, y cerca de, los cuerpos cavernosos del pene.

Cuáles son sus causas

La causa más común que acompaña a la DE es una atrofia o un daño acaecido en el sistema de los nervios, a las arterias, tejidos fibrosos y/o músculos, a menudo como resultado de una enfermedad. Algunas enfermedades como la diabetes, las afecciones del riñón, el alcoholismo crónico, la esclerosis múltiple, la arteriosclerosis, la psoriasis, las enfermedades vasculares y las enfermedades neurológicas son las responsables de alrededor del 70% de los casos conocidos de DE, y entre el 35 y el 50 por ciento de los varones con diabetes padecen DE.

Una cirugía (en especial una radical de próstata debida al cáncer) puede dañar los nervios que se encuentran en la región del pene, causando de esta forma la DE.  Además de esto, una lesión en el pene, en la próstata, en la columna vertebral, en la vejiga y en la pelvis puede llevar a la DE y producir también lesiones en los músculos lisos, en los nervios, en las arterias y en los tejidos fibrosos de los cuerpos cavernosos.

También muchos medicamentos comunes como antidepresivos, antihistamínicos, medicamentos para la presión arterial, tranquilizantes, suplementos para el apetito y medicamentos para úlceras pueden también ser una antesala de esta condición, causándola como un efecto secundario de su consumo.

Factores como la culpa, el estrés, la ansiedad, la depresión, la baja autoestima y el mismo miedo a no funcionar bien en el coito pueden afectar también en esto, pues se estima que entre el 20 y 30% de los casos de disfunción eréctil son causados por factores emocionales. Los hombres que padecen DE por una causa física a menudo también tendrán problemas emocionales debido a esta, y la magnificarán.

Otras causas podrían ser el tabaquismo, el exceso en el consumo de bebidas alcohólicas y el exceso en el consumo de marihuana, pues afectan el flujo sanguíneo en venas y arterias.

¿Cómo puedo tratarla?

Muchos hombres con problemas de erección, pueden seguir diversos tratamientos, bien sean naturales o con ayuda de un médico, y pueden tener una vida sexual plena luego de esto. Es importante reconocer que esta afección no debe de mantenerse en secreto, pues podría ser perjudicial para la posterior salud del individuo. Lo mejor que se puede hacer es consultar a su médico y seguir un tratamiento. El mantenerlo en secreto solo hará que la disfunción continúe.

Puedes probar a realizar ejercicios para solucionar la disfunción erectil.

Tratamientos médicos

Lo primero, como se ha dicho muchas veces, es visitar a su médico, pues hay casos en los que el simple cambio de los fármacos que el paciente está consumiendo puede solucionar el problema. Una vez que el médico identifica la razón del problema, solucionarlo será mucho más fácil.

Fármacos orales: Existen una buena cantidad de fármacos que pueden tomarse con el fin de mejorar esta afección. Estos facilitan la dilatación de las arterias, lo que causa que la sangre fluya al pene de forma más segura y de esa forma logra la erección.

Inyecciones en el pene: Funciona inyectando en el pene una sustancia que facilita la erección.

Dispositivos de vacío: La famosa bomba de penes es un aparato que puede funcionar para esta afección, pues causa un vacío en el lugar, que favorece a que el pene se llene de sangre, ocasionando una erección.

Cirugía: En general, y cuando los métodos anteriores han fallado, y siempre como último recurso, se recomienda la colocación de una prótesis de pene.

Tratamiento hormonal: En el caso de que los problemas de disfunción se deban a una causa hormonal, que puede ser comúnmente un déficit de testosterona, se implementan tratamientos hormonales recetados que ayudan con la afección.

Tratamiento psicológico: Este tratamiento está indicado para personas que padecen de disfunción eréctil psicológica. Esta se da en casos en los que el afectado ha sufrido algún trauma relacionado con el sexo, causando que no pueda tener o mantener una erección. También pueden aplicarse cuando existe estrés, pero en estos casos es menos necesario, pues con simplemente un tratamiento antiestrés el problema podría desaparecer.

Ondas de choque: Se trata de ondas de baja energía que, al ser aplicadas sobre la región genital, producen un efecto beneficioso sobre la circulación sanguínea, pudiendo mejorar la función eréctil.

Tratamientos tópicos: Son cremas de una aplicación local, que ofrecen resultados entre 5 y 30 minutos luego de la aplicación.

Es importante recordar que sólo tu médico está capacitado y facultado para decidir cuál tratamiento es mejor para ti. No es cuestión de automedicarse, pues el efecto podría ser peor.

Tratamientos naturales

Estos tienen la ventaja de que no necesitan de su médico para que pueda comenzar a aplicarlos, pero al mismo tiempo tiene la desventaja de que su médico no estará con usted para regular el tratamiento, por lo tanto es el paciente quien deberá decidir si usar remedios naturales. No obstante, en la mayoría de los casos han tenido un buen funcionamiento.

Avena: Puede sonar raro, pero al mezclar avena con ajonjolí y yogurt, y consumirlo periódicamente, puedes ir mejorando el flujo sanguíneo y, de esa forma, la expansión del pene.

Ginseng: Además de ser un relajante funciona como vasodilatador. El hecho es que la cantidad debe ser regulada, por lo tanto lo mejor es ir con tu médico para que te diga la cantidad a utilizar.

Chocolate: Prepara una taza de chocolate y agrega un poquito de canela y nuez moscada.

Trigo: Consumir diariamente trigo germinado puede ayudarte con la DE.

Azafrán: En 1 litro de agua hirviendo, solo debes agregar 0.5 gr de azafrán, y tomar 2 tazas diarias.

Según un estudio que se llevó a cabo con una cantidad de 20 hombres que sufrían de disfunción eréctil,  el azafrán suministrado diariamente, al cabo de 10 días, hizo que el 44% de los pacientes presentara una mejoría.

Masajes en la zona genital: Una serie de masajes diarios, de aproximadamente 10 minutos, pueden ayudarte a mejorar la fluidez de sangre hacia el miembro, y a lograr una erección.

Hay que iniciar y enfocarse en la base del pene, masajeándolo suavemente, de manera que la sangre fluya por toda el área genital. Este ejercicio puede ayudar mucho con los problemas de erección.

Un punto importante es no desesperar si no ves una erección inmediata. Estos métodos llevan su tiempo. Cuando se habla de los masajes una parte importante es que no veas lo que haces, sino concentrarte en las sensaciones y no pensar en nada más. Concéntrate en el roce de tus dedos en el área y siente cada parte y vena del mismo. Te conocerás mejor, y las sensaciones serán más intensas, causando la erección.

Si te encuentras en pareja, será mucho mejor si consigues que tu pareja sea quien te haga los masajes. Una vez que hayan iniciado pueden ir probando con otras sensaciones, como el roce de la lengua, de los pechos, o probar con tu pareja lo que les guste a ambos. Deben estar claros en que están intentando solucionar el problema, así que si en los primeros intentos no se levanta, no desesperen; esta tarea les hará acercarse más y, una vez que se levante, disfrutarán de una mejor relación sexual y emocional.

Este método puede aplicarse junto con los demás, ayudando a que funcione más rápido. Pero lo mejor es aplicarlo indiferentemente del método que se esté usando con anterioridad, pues puede ayudar a conocerte mejor sexualmente.