No conocía tantos afrodisíacos naturales, siempre había oído hablar de la canela, las otras y el chocolate… Pero no imaginaba que existiesen tantos.

Responder