Saltar al contenido

Salud sexual másculina: Problemas comunes y tratamientos

El pene es el órgano favorito de los hombres, y ya desde muy pequeños comienzan a familiarizarse con el mismo. El descubrimiento de estos órganos sexuales forma parte de la propia infancia de los niños, y conforme van creciendo y madurando, estos continúan desarrollandose y los jóvenes se convierten ya en adolescentes con plenitud de conocimientos acerca de sus órganos reproductivos masculinos.

Conoce tu organismo en profundidad

Debes de profundizar sobre mel tema, ya que hay mucho más de lo que a priori vemos a simple vista. Los órganos sexuales externos del hombre son los más llamativos, pero debemos de comprender cómo funcionan en conjunción con los órganos sexuales internos. Cómo colaboran y trabajan juntos.

Comenzaremos por lo básico: Tres son los integrantes del sistema reproductor externo del hombre: El pene, la uretra y los testículos.

En la parte interna nos encontramos con:

  • Epidídimo
  • Conductos deferentes
  • Glándulas accesorias

Infórmate acerca de todos ellos, indaga y profundiza para poder conocerte por dentro y saber así siempre cuando algo pueda estar fallando. En caso de notar ciertos problemas deberá de acudir a su médico de cabecera habitual inmediatamente para consultarle acerca de su situación personal, y cuáles puedan ser las causas de los síntomas que está experimentando.

Para conocer los problemas con la suficiente antelación como para actuar y ponerles remedio, lo ideal sería realizar varios examenes testiculares de forma habitual (al menos una vez mensualmente). Aunque es posible que simplemente empieces a notar diferencias con respecto a cómo tu cuerpo se comporta habitualmente cuando está sano.

Cáncer testicular y hernias

Aún y pese a que no es habitual encontrarnos con casos de cáncer de testículo, ocupa la segunda posición entre los tipos de cánceres más comunes entre los jóvenes. Padecer de hernias es algo bastante más común, y debe de tratarse con rapidez si no se quieren sufrir problemas más graves derivados de este padecimiento.

Lo que provocan las hernias son problemas en la pared abdominal, causados porque parte del intestino quede atrapado en el escroto, imposibilitando la circulación de la sangre al primero. Ambas afecciones suelen presentar síntomas físicos tales como protuberancias o bultos sobre la piel, de ahí la importancia de realizar un autoexamen testicular con frecuencia.

No es necesario esperar a padecer alguno de estos síntomas para realizarse un chequeo. Si eres sexualmente activo, lo más recomendable es que acudas a tu médico de cabecera habitual para que te oriente acerca de lo que es normal en tu pene y testículos y lo que no. Con esta información clara, la advertencia de cualquier anomalía será mucho más precisa e inmediata por tu parte, ayudándote en el análisis testicular habitual.

También es posible que los cambios corporales se produzcan por culpa de una enfermedad de transmisión sexual (o también denominada como ITS), la cual deberá de ser tratada de inmediato para ponerle remedio y evitar contagiar a su pareja o al resto de personas con las que mantenga relaciones esporádicas.

Qué es lo que debes de buscar con cada revisión testicular

Este tipo de chequeo no presenta ningún dolor para el paciente, y los médicos suelen realizarlo de forma anual en busca de posibles señas que indiquen un problema en el aparato reproductor masculino que pueda generar graves dificultades saludables para el sujeto. El endurecimiento o el gigantismo de los testículo, así como las ya mencionadas protuberancias son algunos de los síntomas que los médicos buscan durante este examen testicular.

Es probable que durante el chequeo te sientas incómodo, o inclusive tengas una erección, pero ambas son reacciones totalmente lógicas y normales, a las que el médico está más que acostumbrado, por lo que lo tomará como una situación totalmente normal. Aprovecha para preguntar todo lo que quieras saber al respecto, incluída la forma correcta de autoexaminarte a ti mismo llegada la ocasión.

Infecciones causadas por enfermedades de transmisión sexual

Todas las personas que sean sexualmente activas deberán de tomar precauciones a la hora de mantener relaciones íntimas, ya que de lo contrario puedes acabar infectado por alguna de estas enfermedades sexuales. El preservativo es el medio perfecto para ello, aunque la salud sexual engloba muchos más factores y precauciones.

Una gran cantidad de enfermedades de transmisión sexual comienzan a mostrar sus primeros síntomas tras infectar a su pareja

¿Qué cambios en tus genitales puedes llegar a encontrar?

  • Ampollas y/o verrugas.
  • Llagas.
  • Úlceras.
  • Ardores al orinar.
  • Bultos, protuberancias.
  • Erupciones, enrojecimiento e hinchazón.
  • Piojos o liendres en el vello púbico.
  • Secreciones que emanan del pene y que no son ni semen ni orina.

Otros tipos de problemas:

  • Tales como fiebre, fatiga y/o náuseas.
  • Ictericia
  • Diarrea y pérdida de peso.
  • Sudores nocturnos.
  • Menos defensas contra enfermedades infecciosas.

Tener uno o varios de estos síntomas no significa necesariamente que tengas una enfermedad de transmisión sexual, aunque convendrá realizarse un chequeo para conocer así su estado y si te has contagiado de algunas de las enfermedades de transmisión sexual más comunes como por ejemplo el virus del papiloma humano, herpes, sida o gonorrea.

Según los datos estadísticos, uno de cada cinco adolescentes que mantiene relaciones sexuales habitualmente contrae al menos una enfermedad de transmisión sexual antes de los 25 años. Por lo que sobre todo si eres joven y tienes una vida sexual activa toma precauciones, pero además presta atención a tu cuerpo y a los cambios que se generen en el mismo. Si notas que algo no marcha bien con tu salud, acude a tu médico de inmediato para que te realice diversas pruebas y análisis. Aunque, ante todo, respeta tu cuerpo y cuida tu salud sexual tomando precauciones.

¿Cuáles son las dificultades sexuales en hombres más comunes?

Los problemas de índole sexual en hombres de edad adulta y que sean sexualmente activos son bastante comunes. Tanto como un dolor de oído o de estómago. Por lo que si bien es importante conocer los síntomas que pueden aparecer en los órganos sexuales y acarrear problemas varios de salud, también necesitas conocer las difícultades típicas que aparecen con la edad en los hombres maduros. Con los cuales tendrás que aprender a convivir y gestionar.

Tipos de contratiempos más comunes:

Problemas de eyaculación: Los trastornos de eyaculación son muy comunes, sobre todo la imposibilidad de poder retrasarla hasta que sea el momento adecuado y ambos queden plenamente satisfechos con las relaciones íntimas. A esta problemática se la denomina como eyaculación precoz, y es uno de los trastornos más duros a los que debe enfrentar el hombre, ya que le imposibilita tener una vida sexual plena o satisfacer a su pareja.

También existen otros trastornos como por ejemplo la eyaculación retrógrada, donde el fluido sale a través de la uretra pero se redirecciona hacia la vejiga, en vez de salir por el extremo del pene como es habitual con las eyecciones de semen tras llegar al orgasmo.

Síndrome del pene pequeño

El tamaño del pene es muy importante, y tener un miembro cuyas dimensiones sean muy pobres puede ser un impedimento para la vida sexual del hombre que padezca de este problema, ya que tanto física como mentalmente no dará la talla. Por no hablar de lo mucho que mina la moral y la personalidad del sujeto el tener un miembro muy pequeño, ya que se siente inferior a los demás, y es algo que ataca directamente a su masculinidad.

Por eso son muchos los que buscan formas de como agrandar el pene y aumentar su tamaño algunos centímetros más. Métodos que afortunadamente existen, y que son bastante efectivos dicho sea de paso, como por ejemplo:

  • Alargadores y extensores y para el pene.
  • Pastillas para aumentar el tamaño del pene.
  • Operación de cirugía para agrandar el pene.

Eyaculación precoz

Nos centramos en este trastorno ya que es el más común de todos los problemas a los que deben defrentar los hombres. Tanto jóvenes como adultos. Por suerte la industria del sector erótico trabaja para poner remedio a esta situación y ayudar a los hombres que sufran de eyaculación precoz con distintos elementos como los preservativos retardantes del placer. La utilización de estos condones no es la única forma de retardar la eyaculación en el género masculino, existiendo otros métodos también muy efectivos para prevenir o evitar la eyaculación precoz que te comentaremos a continuación:

Los medicamentos: Existen multitud de fármacos y tratamientos que ayudan a combatir la eyaculación prematura, pero no debemos de olvidar que este es un problema sobre todo mental, por lo que a veces la terapia es la mejor solución a la eyaculación precoz. Además de ser un remedio natural para estos problemas de índole sexual, también te evitarás posibles efectos adversos, como por ejemplo la imposibilidad de eyacular. Por suerte, este último supuesto también dispone de métodos efectivos con los que ser tratado y solucionado.

Procesos de cirugía: ¿Cómo puede ayudar la cirugía a evitar la eyaculación precoz? Pues muy sencillo. La idea es intervenir la zona media del pene. En concreto, los filetes nerviosos laterales que son los encargados de transmitir el placer al hombre durante el acto sexual, y disminuir así la sensibilidad de los mismos, con el consiguiente efecto de retardo en la eyaculación. Sin embargo, esta es una técnica extremadamente intrusiva que no todos los médicos recomiendan. Su nombre científico es la neurotomía selectiva de pene.

Existen otras intervenciones quirúrgicas que pueden causar daños en el pene y promover la eyaculación retrógrada en el mismo más allá de los efectos secundarios a causa de los medicamentos mencionados anteriormente, como por ejemplo daños producidos en los nervios debido a una operación en la próstata o en la vejiga.

Existen algunos problemas más fáciles de solucionar que otros, los cuáles variarán en función de los objetivos que marquen los propios pacientes: si se sufre de una eyaculación retrógrada crónica y estás buscando tener un hijo con tu pareja, las posibilidades de poder dejarla embarazada serán prácticamente cero, por lo que el varón se deberá de intervenir para (ya sea mediante cirugía o tratamiento farmacológico) revertir esta situación y poder eyacular semen a través del pene como es habitual.

Disminución y/o pérdida de la líbido.

La pérdida de la pasión y el deseo suelen ser habituales sobre todo en personas mayores, y donde los problemas sexuales ocasionados por la edad ya son perfectamente perceptibles. Científicamente se le conoce como deseo inhibido, y su principal síntoma es la pérdida de deseo sexual, algo totalmente indicativo de lo que te está ocurriendo. Esta es una situación que viven por igual tanto hombres como mujeres, y las causas más naturales suelen ser la depresión, el exceso de estrés, efectos adversos de la medicación o inclusive los problemas conyugales.

En el caso concreto de los hombres, la pérdida de la líbido puede ser ocasionada también por una disminución de los niveles de testosterona en su organismo. Algo totalmente natural que comienzan a experimentar los hombres mayores de 50 años, etapa en la que los niveles de testosterona comienzan a bajar regularmente, con la consiguiente pérdida de deseo y apetito sexual que conlleva.

La impotencia sexual o la disfunción eréctil son también otras problemáticas que suelen presentarse en el hombre, aunque con mayor índice en aquellos varones de una edad avanzada, también pueden sufrirla los jóvenes. Este tipo de trastornos también pueden ocasionarlos la falta de testosterona, pero es más habitual que sea debido al poco flujo de sangre al pene, imposibilitando mantener una erección lo suficientemente enérgica como para realizar el coito. Las pastillas para agrandar el miembro (como la viagra) hinchan el pene de sangre, por lo que son un remedio perfecto contra la disfunción eréctil.

Causas de la disfunción eréctil: motivos físicos y mentales de por qué se produce

Como hemos podido ver en las citas anteriores, la mayoría de factores que causan la disfunción eréctil son físicos, y están relacionadas de alguna forma con los problemas en el flujo y la circulación de la sangre. Enfermedades como la diabetes, una presión arterial alta o los problemas de corazón son algunas de las afecciones más comunes en este sentido. Sin embargo, también es posible que sean los problemas neurológicos que ocasionan la disfunción eréctil. Los problemas de parkinson o un fallo cerebral pueden ser determinantes a la hora de crear un problema de imposibilidad de erección.

Otras causas habituales suelen ser los cambios drásticos hormonales, enfermedades de carácter crónico y problemas derivados de las intervenciones de cirugía en la zona de la pelvis, como por ejemplo la operación para solucionar el cáncer de próstata.

También existen causas psicológicas que pueden acarrear un problema de disfunción eréctil. Algunas tan naturales como las dificultades sociales a la hora de relacionarte o el miedo a la invasión de tu privacidad, así como problemas de pareja, depresión, estrés… Pero también pueden ser problemas psicológicos derivados del abuso de las drogas, la dependencia al alcohol o al tabaco, etc.

También es conveniente mantener una vida activa, ya que el sedentarismo favorece también la aparición de la disfunción eréctil. Revisa además tu medicación habitual si sufres de enfermedades que requieran de tratamiento activo para ver si alguno de sus efectos secundarios incluyen problemas de erección. También pueden presentarse problemas de disfunción eréctil eventuales en una persona perfectamente sana tanto física como mentalmente, por lo que no pongas el grito en el cielo si sufres algún episodio de este tipo, ya que puede ser tan solo un suceso aislado.

Esperamos que toda esta información haya sido de tu agrado, y sobre todo útil para solucionar tus problemas de índole sexual, ya sea la eyaculación precoz o la disfunción eréctil, etc. Quizás te interese navegar por la web en busca de más artículos interesantes como por ejemplo cómo durar más tiempo en la cama, en el cual te indicamos paso a paso cómo hacer para extender las relaciones sexuales durante más tiempo y conseguir así satisfacer al fin a tu pareja.